Receta de pulpo asado a la parrilla

El pulpo es molusco cefalópodo más consumido en España, lo podemos ver en bares, restaurantes o incluso en Galicia preparándolo en la calle en potes. Es una tapa deliciosa que consumimos con amigos y familia, y que cada vez usamos más en nuestra cocina. Por eso hoy queremos mostrarte como preparar la receta de pulpo asado a la parrilla, ¡Es muy fácil!

Beneficios del pulpo asado – Un plato muy saludable con gran valor nutricional

El valor nutricional del pulpo es fantástico, destaca por ser bajo en calorías, colesterol y grasas. Es un marisco o molusco diferente, el pulpo tan solo tiene 48 mg de colesterol, 0,8 gramos de grasa y 86 calorías por cada 100 gramos de ración. Es perfecto si estás siguiendo alguna dieta baja en calorías o simplemente quieres cuidar tu salud.

como hacer pulpo asado a la parrilla

Pero además es rico en proteínas, aminoácidos esenciales y yodo para regular nuestro metabolismo. En cuanto a vitaminas y minerales, el pulpo asado también tiene un gran valor nutricional: Vitaminas B12, B3, B6, E, A, B5 y C. Y minerales como el calcio, zinc, magnesio, más minerales excelentes aliados de nuestra salud.

Ingredientes de la receta de pulpo asado a la parrilla

Preparar esta receta es realmente sencillo, incluso si no tienes experiencia en la cocina o con tu parrilla. Para hacer este plato de pulpo a la parrilla necesitamos los siguientes ingredientes:

pulpo asado a la parrilla

Ingredientes para cuatro personas:

Como hacer el pulpo asado a la parrilla

Te explicamos paso a paso como preparar la receta de pulpo asado a la parrilla. Tan solo sigue los siguientes pasos y aprenderás a hacer pulpo a la parrilla.

Puedes comprar las patas de pulpo ya listas para asar, pero en nuestro caso vamos a cocinar un pulpo entero. Pero antes de nada hay que preparar el pulpo, lo que en el mundo de la cocina se llama asustar al pulpo, para que sus fibras se ablanden y quede tierno.

¿Cómo se asusta al pulpo?

Calienta en una cazuela grande agua hasta que hierva, y entonces coge por la cabeza al pulpo y sumérgelo en el agua hirviendo tres veces sin soltarlo, y sin meter tu mano. Lo sumerges y lo sacas, lo sumerges y lo sacas, y así hasta tres veces. Verás que las patas del pulpo se enroscan, aso significa que el proceso está bien.

como asustar pulpo

Ahora ya podemos seguir con los pasos de la receta:

  1. Una vez que tenemos el pulpo asustado, lo ponemos a cocer en la misma agua hirviendo, con sal y laurel, unos 40 minutos, hasta que veamos que las patas están blandas y tiernas. Y lo sacamos de la cazuela.
  2. Una vez que tenemos el pulpo ya retirado, cortamos sus patas, para así tenerlo listo para asar.
  3. Pelamos y troceamos las patatas, y las añadimos a la cazuela con el caldo de haber asustado y cocido el pulpo. Y las dejamos cocer 20 minutos aproximadamente.
  4. Preparamos nuestra parrilla eléctrica, barbacoa o brasa, la calentamos y untamos la rejilla con aceite de oliva virgen. Y la mantenemos a fuego medio – alto. Mientras se calienta sazonamos el pulpo con sal.
  5. Colocamos las patas del pulpo y el resto del cuerpo en la parrilla, y comenzamos a cocinarlo, lo que queremos es que quede dorado por fuera, como mucho 5 minutos por cada lado. El pulpo suele soltar agua, si lo vas a hacer en una zona vecinal o en tu cocina evita las brasas, ya que generara humo.
  6. Sacamos de la parrilla y cortamos cada pata en pequeños trozos. Y vamos emplatando.
  7. En este punto, ya tendremos listas las patatas, sácalas, escúrrelas bien, y colócalas en el plato junto al pulpo asado. ¡Y listo! Ya tenemos nuestro pulpo asado a la parrilla. ¡Disfrutar de la comida!

Trucos en la preparación del pulpo asado a la parrilla

Preparar esta receta de pulpo no tiene mucha dificultad, tan solo debes controlar los tiempos de cocción. De hecho, si ya has preparado alguna vez pulpo feira o pulpo a la gallega, te darás cuenta de que el proceso es muy similar, salvo por el último paso de la parrilla, también llamado braseado.

preparar pulpo asado a la parrilla

El mayor truco para hacer pulpo a la parrilla o plancha es controlar el fuego. Si mantenemos nuestra parrilla a fuego medio alto conseguiremos ese color dorado en el pulpo sin que se nos seque por dentro, por eso es importante no dejarlo en la parrilla más de 10 minutos.

Si vas a hacer el pulpo a la brasa con fuego de leña o carbón, incluso reduciría los tiempos, ya que no vas a poder controlar la temperatura. Procura que las brasas no estén muy cerca del pulpo, si usas una barbacoa puedes regularlo con la altura.

Otro truco fundamental es el ingrediente principal, el pulpo, cuanto más fresco sea mejor. Lo podemos comprar en cualquier pescadería o ya congelado, de hecho muchos cocineros y chefs recomiendan congelarlo unos días antes para que sus fibras rompan mejor, y quede más tierno todavía.

Deja un comentario