Trucos para usar bien la freidora sin aceite

¿Quieres conseguir los mejores fritos en tu nueva freidora sin aceite? ¿Buscas sacarle el máximo partido a tu freidora de aire caliente? 

Te mostramos algunos trucos para conseguir unas buenas frituras con el aceite justo.

  • Escoge la capacidad adecuada a tus necesidades. En nuestra comparativa de las mejores freidoras sin aceite distinguimos dos grupos claramente: freidoras para cantidades entre 500 y 1.000 g (suficiente para una familia media) y, por último, para más de 1.000 g (para una familia numerosa).
  • No sobrecargues la freidora. Es mejor comprar una freidora de más capacidad. La comida queda peor si sobrecargamos la freidora, y la carga excesiva puede obstaculizar la circulación del aire y hacer que el aparato se sobrecaliente.
  • Agita el cesto para que los alimentos se repartan uniformemente antes de empezar a freír. La mayoría de modelos te permiten sacar el cesto en funcionamiento para remover el cesto y que los alimentos queden en su punto. La ventana transparente que incluyen algunos modelos es muy útil, ya que nos permiten ver como va todo sin necesidad de abrir.
  • No aumentes demasiado la temperatura cuando haces patatas fritas, porque cuanto más oscuro sea su color, más probable es que se haya formado acrilamida, una sustancia que conviene evitar todo lo posible.
  • Limpia la freidora después de cada uso. Sigue las instrucciones del fabricante, la mayoría de fabricantes ya permiten usar lavavajillas. Pero siempre intentar limpiar la freidora después de usarla, aunque sea la parte antiadherente con un papel de cocina.

Deja un comentario